Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

5 Consejos para escoger los canalones

Descubra cómo elegir el canalón adecuado: las diferentes formas y materiales, así como los criterios a tener en cuenta
¿Tiene planeado instalar canalones para su hogar, pero no sabe por dónde empezar? No se preocupe, le guiaremos en la selección de sus canalones.

Los canalones son mucho más que conductos de evacuación de agua. En efecto, protegen su hogar de los daños causados por el agua de lluvia. También pueden agregar un toque estético a su casa. Esto es lo que necesita saber:

1. Criterios a tener en cuenta

El sistema de drenaje de aguas pluviales de un techo se compone de numerosos elementos, principalmente canalones y bajantes, pero también otros accesorios como bajantes centrales o codos. Antes de escoger su canalón, considere los siguientes factores:

La superficie de su tejado → El tamaño del tejado influye en la elección del canalón y en sus dimensiones, porque una gran superficie genera un desagüe de agua más grande.

La inclinación de su tejado → Una pendiente mayor reduce la cantidad de agua a evacuar, pero es esencial tener al menos una pendiente de 5° para una evacuación adecuada.

El clima → La elección de sus canalones también depende de las precipitaciones de su región. En función de este criterio, necesitará instalar un canalón con gran capacidad de fluencia.
Imagen de un canalón colgante
Ejemplo de canalón colgante
Imagen de un canalón rampante
Ejemplo de canalón rampante

2. Dimensiones

Las dimensiones de canalones y bajantes se eligen en función de la superficie de su tejado:

Para un tejado de menos de 30 m², se recomienda optar por canalones de 16 cm y bajantes de 50-60 mm de diámetro.

Entre 30 y 80 m², puede eligir canalones de 25 cm y bajantes de 80 mm.

Para una superficie superior a 80 m², le recomendamos de tomar canalones de 33 cm y bajantes de 100 mm de diámetro. También existen otros tamaños de canalones de 38cm o 44cm de diámetro, pero son menos comunes.

3. Tipos de canalones

Hay dos tipos principales de canalones a considerar: canalones colgantes y canalones rampantes.

Canalones colgantes → Los canalones colgantes son los más habituales, se fijan en los extremos del tejado y por tanto se pueden adaptar a todo tipo de tejados.

Los canalones colgantes tienen varias ventajas, particularmente su facilidad de instalación y su resistencia. Su coste es relativamente bajo comparado con los canalones rampantes y son más eficaces para evacuar el agua. La gran variedad de materiales disponibles también es una ventaja. Sin embargo, a veces pueden ser más difíciles de cuidar.

Canalones rampantes → Los canalones rampantes se fijan a una parte del tejado gracias a ganchos anclados a las vigas del techo, están pensados para tejados con grandes pendientes.

Destacan por su discreción visual, y ofrecen una opción más estética. Sin embargo, es fundamental considerar que no son adecuados para todos los tejados y no están disponibles en todos los materiales. Además, su instalación resulta más compleja y por tanto generar un coste mayor.

4. Materiales

Cuando elige sus canalones, el material es un criterio determinante que afectará tanto a la durabilidad como a la estética de su hogar. Veamos las opciones disponibles, sus ventajas e inconvenientes.

Zinc: fiabilidad tradicional

El zinc es una opción clásica cuando se trata de canalones. Sus puntos fuertes son su robustez, su resistencia a la corrosión, su capacidad para soportar variaciones de temperatura y su vida útil de más o menos 30 años. Sin embargo, su estética tradicional y su instalación difícil pueden ser desventajas. Además, las soldaduras pueden requerir mantenimiento y es no adecuado para ambientes marinos o contaminados.

Cobre: elegancia durable

Para los que buscan elegancia, el cobre es una opción atractiva. Resiste a la corrosión, evoluciona con el tiempo desarrollando una pátina única y su vida útil suele superar los 50 años. Sin embargo, su belleza tiene un precio, ya que es considerablemente más caro que otros materiales. La instalación también es más compleja y puede sufrir oxidación.

Aluminio: ligero y versátil

El aluminio es una opción liviana y versátil, que ofrece una gran variedad de colores que se adaptan a la estética de su casa. Su instalación es económica y sin soldaduras, y resiste la corrosión gracias a un revestimiento de poliéster. Sin embargo, puede ser un poco más caro que el zinc y es susceptible a abollarse si se congela.

PVC: la opción económica

El PVC es la opción económica por excelencia. Ligero, con varias opciones de color, es sencillo de instalar y mantener. Resiste la corrosión, pero su durabilidad está limitada a aproximadamente 15 años. Puede ser menos estético, frágil, sensible al granizo y al frío, y puede hundirse o decolorarse con el tiempo.

Acero galvanizado: resistencia asequible

El acero galvanizado se caracteriza por su robustez y mínimo mantenimiento. Su instalación sin juntas es sencilla, resiste la corrosión y las variaciones de temperatura. Con una vida útil de unos 30 años, ofrece una alternativa sólida. Sin embargo, puede tener una apariencia similar al zinc y ser más pesado.

Al final, la elección del material para sus canalones depende de sus preferencias personales, su presupuesto y el entorno de su hogar. Tómese el tiempo para comparar las ventajas y desventajas para encontrar el material que mejor se adapte a su proyecto de canalones.
Imagen de un canalón rectangular
Ejemplo de canalón rectangular
Imagen de un canalón moldeado
Ejemplo de canalón moldeado
Imagen de un canalón de Nantes
Ejemplo de canalón de Nantes
Imagen de una cadena de lluvia
Ejemplo de cadena de lluvia que reemplaza una bajante
Imagen de una bajante rectangular
Ejemplo de bajante rectangular
Imagen de una bajante redonda
Ejemplo de bajante redonda

5. Formas

Los canalones colgantes vienen en varias formas para satisfacer necesidades específicas. Entre estos encontramos canalones cuadrados o rectangulares, adecuados para construcciones antiguas y grandes edificios. Encontramos canalones moldeados y canalones ovoides, con una base cuadrada y un lado estético, se adaptan perfectamente a fachadas antiguas. Por último, los canalones de Lyon, de forma semicircular, se adaptan especialmente bien a las regiones donde las precipitaciones son abundantes. Lo mismo ocurre con los canalones ingleses, también de forma semicircular pero con una altura superior a lo normal.

Los canalones rampantes se presentan en dos formas distintas: los canalones de Nantes, que se instalan debajo de las tejas, fijados a la cornisa en ángulo recto. Luego están los canalones de Le Havre, siguen los mismos principios que los canalones de Nantes, con la diferencia de que su subida es redondeada, creando así una apariencia más clásica y convencional.

Las bajantes están disponibles en varias formas para garantizar un drenaje eficiente del agua de lluvia. Es posible decorarlos con un filtro de bajante para bloquear los residuos vegetales. Los bajantes redondos con forma circular son los más habituales. También existen bajantes cuadradas o rectangulares con un diseño más contemporáneo, ofrecidas principalmente en aluminio en varios colores. Sin embargo, tienden a acumular más restos vegetales que los modelos tradicionales. Finalmente, los bajantes ovalados, menos comunes, se parecen a los bajantes cuadrados, pero tienen los lados redondeados y generalmente están hechos de PVC.
Si busca un toque de originalidad, las cadenas de lluvia ofrecen una alternativa única a los bajantes. Se componen de copas o eslabones y pueden aportar un toque de estética y serenidad a su jardín. Puede encontrar nuestros modelos en una gran variedad de materiales, incluidos acero inoxidable, aluminio, cobre y muchos más. Puede asociar un recipiente a su cadena para recoger el agua de lluvia o tensar su cadena hacia un conducto de evacuación gracias a un tensor.